Un arco poderoso con flechas explosivas llega a Fortnite

Fortnite noticias

LINK ABAJO

La nueva actualización de contenido de Fortnite está disponible, por lo que ya puedes probar el nuevo armamento agregado por Epic Games. Como un dataminer había predicho, la principal novedad de la actualización es un arco poderoso con flechas explosivas.

El disparo de tal arma puede ser cargado. Cuanto más tiempo presione el botón indicado, más potente será el disparo. Puede alcanzar la potencia máxima del arco al cargar durante 1,6 segundos.

Los golpes directos causan explosiones y dañan a los enemigos. El arco causa 15 daños básicos, que se doblan en golpes a la cabeza. Además, su explosión causa hasta 100 daños.

La nueva modalidad temporal es Sniper Duel. Como su nombre lo sugiere, solo lucharás con rifles de francotirador. Además, se inhabilitaron las opciones de reanimación y las posibilidades de encontrar botines se redujeron a la mitad.

Para el modo creativo, se han agregado las galerías geométricas, con una gran cantidad de tamaños prefabricados grandes. En el modo Save the world, encontrarás el lanzador Cannon, con el que podrás disparar balas explosivas. Estará disponible a partir de mañana en la tienda semanal.

En otras noticias, pronto podrás simular la tormenta en el modo Diseño. Además, la Fortnite World Cup será el principal evento competitivo de Battle Royale. Este torneo comenzará el próximo fin de semana.

Fortnite está disponible para PlayStation 4, Nintendo Switch, Xbox One, PC, iOS y Android. Aquí encontrarás más información sobre él.

Fortnite siempre nos sorpende con algo, nuestra opinion sobre el arco es buena, ya que lo hemos provado y hace bastante daño a los enemigos y tiene bastante rango, creo que el arco esta chetado, peor como siempre puede que hagan un nerfeo al arco, ya que cuando ellos sacan un arma asi, siempre la nerfean.

Te pedirá que te suscribas al canal

89 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


  1. Por favooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo